Adoptá, no compres

El Municipio y el Voluntariado de Zoonosis les busca una familia a perritos rescatados de la calle.

12/09/2018
 
El Municipio de Lanús y el Voluntariado de Zoonosis trabajan a diario para rescatar a aquellos animales que se encuentran en situación de calle o sufriendo hechos de violencia por parte de cuidadores poco responsables. Una vez recuperados, se encargan de su salud y de lo más importante: encontrar una familia dispuesta a darle amor. 
 
La adopción responsable es un proceso que le da a un animal la posibilidad de encontrar una familia que lo quiera, le de cariño y afecto, la oportunidad de tener un nuevo compañero de vida. Es una decisión que conlleva mucho compromiso. Por ende los futuros dueños de mascotas, deben asumir ciertas responsabilidades para con ellos:
 
  • Contrato de adopción: Este documento es un instructivo que se le brinda al adoptante al momento de llevarse a cabo la adopción. Firmando este contrato, el futuro dueño se compromete a brindar los cuidados necesarios al animal, a no maltratarlo, a realizarle los controles veterinarios obligatorios, a identificarlo con collar y chapita con los datos del Voluntariado, y por supuesto a aceptar los seguimientos estipulados. En caso de que en algunos de los seguimientos constatara la omisión de alguno de estos puntos mencionados, se decidirá retirar a la mascota de esa situación de maltrato y ceder nuevamente la custodia al Voluntariado. 
  • Seguimiento: Una de las aristas más importantes de la adopción responsable es el seguimiento de la misma. Los dueños deben tener el compromiso de documentar el progreso de la adaptación de la mascota, al Voluntariado que confió su adopción. Fotos, videos, e incluso visitas esporádicas sirven mucho a la hora de evitar y/o corregir situaciones de maltrato.
  • Crear un vínculo con la mascota antes de la entrega: Este punto es clave y permite evitar casi en su totalidad, la devolución de animales una vez adoptados. Crea un lazo de confianza entre ambas partes, más aún en los casos de adoptantes primerizos.
  • Evaluación del ambiente: Chequear la seguridad de la casa es primordial: debe haber una protección adecuada en casos de departamentos con balcones o ventanas al exterior, y en casas con jardínes y conexión directa a la calle para evitar posibles escapes y accidentes. 
  • Compromiso de castración: Unos de los puntos más esenciales dentro la adopción responsable, y una de las demostraciones más grandes de amor hacia nuestras mascotas, es la esterilización. Entre otros beneficios, previene enfermedades del sistema reproductivo en más de un 90%, brindándole a nuestro animal una mayor calidad de vida. Castradas, nuestras mascotas viven una vida más longeva y feliz. A su vez, colaboramos con el creciente problema de superpoblación.
 
Para adoptar una mascota es imprescindible la responsabilidad, dedicación, cariño, respeto, y comprensión. Los animales no son juguetes, ni objetos, y se merecen una vida digna y feliz junto a sus dueños.
VOLUNTARIADO ZOONOSIS LANÚS

Visitalo los sábados de 15 a 18.

Gral. Madariaga 635, Lanús Este.